¡¡Descuento del 5%!!

Consigue gratuitamente un 5% de descuento en tu compra.

Haz click en Mostrar Código e introduzca el código al finalizar su compra.

Picadura de Acaros

Picaduras de ácaros: síntomas, tratamientos y prevención

La picadura de ácaros puede desencadenar reacciones en la piel, como irritación, enrojecimiento y ampollas. Existen diferentes tipos de ácaros que pueden morder a los seres humanos, como las niguas y los ácaros de la sarna. Además, los ácaros del polvo pueden causar alergias debido a los alérgenos presentes en su exoesqueleto y heces. Es importante estar atento a los síntomas y buscar atención médica si las lesiones no mejoran o hay sospecha de infestación de sarna. En este artículo, exploraremos los síntomas, el diagnóstico y los tratamientos para las picaduras de ácaros.

Próximos pasos

Ante la presencia de picaduras de ácaros, es importante tomar medidas adicionales para garantizar el bienestar y la salud de las personas afectadas. A continuación, se presentan algunos pasos a seguir:

  • Consultar a un médico: Si se observan lesiones cutáneas persistentes, empeoramiento de los síntomas o sospecha de infestación de sarna, es fundamental buscar atención médica para recibir un diagnóstico adecuado y un tratamiento específico.
  • Seguir las indicaciones del especialista: Una vez que se ha consultado a un médico, es fundamental seguir al pie de la letra las recomendaciones y pautas de tratamiento proporcionadas. Esto ayudará a aliviar los síntomas y prevenir complicaciones a largo plazo.
  • Eliminar y controlar los ácaros en el entorno: Es importante adoptar medidas para reducir la presencia de ácaros en el hogar. Esto incluye limpiar regularmente y aspirar alfombras, colchones y muebles tapizados, lavar la ropa de cama y las cortinas a altas temperaturas y utilizar fundas impermeables en los colchones para evitar la proliferación de ácaros.
  • Mantener una buena higiene personal: Es esencial mantener una adecuada higiene personal para prevenir la picadura de ácaros y sus posibles complicaciones. Esto implica bañarse regularmente, lavar bien las manos y mantener limpias las áreas expuestas al polvo.

Al seguir estos pasos, se puede minimizar el riesgo de picaduras de ácaros y controlar sus consecuencias. Recuerda que la prevención y el cuidado son fundamentales para mantener una buena salud cutánea.

picadura de acaros

SINTOMAS DE LA ALERGIA A LOS ACAROS:

La alergia a los ácaros es una reacción alérgica provocada por la exposición a los alérgenos presentes en su exoesqueleto y heces. Esta condición puede desencadenar síntomas respiratorios como congestión nasal, estornudos, picazón en la garganta y tos. Además, puede provocar síntomas en la piel, como eczema y urticaria.

Síntomas de la alergia a los ácaros:

Los síntomas de la alergia a los ácaros pueden variar de una persona a otra, pero los más comunes incluyen:

  • Congestión nasal y secreción nasal.
  • Estornudos frecuentes.
  • Picazón y enrojecimiento en los ojos.
  • Picazón y persistente en la garganta.
  • Tos y dificultad para respirar.
  • Piel enrojecida, inflamada y con erupciones.

TRATAMIENTO DE LAS PICADURAS DE ÁCAROS

Tratamiento de las picaduras de ácaros sin penetración en la piel

Las picaduras de ácaros pueden causar irritación y picazón en la piel. Para controlar estos síntomas, se pueden utilizar corticosteroides tópicos o antihistamínicos orales. Estos medicamentos ayudan a aliviar la inflamación y reducir la comezón.

Uso de corticosteroides tópicos

Los corticosteroides tópicos, en forma de cremas o lociones, se aplican directamente sobre la piel afectada. Estos medicamentos ayudan a disminuir la inflamación y reducir la picazón. Es importante seguir las instrucciones del médico y no utilizar estos productos en grandes cantidades o durante períodos prolongados, ya que pueden causar efectos secundarios.

Antihistamínicos orales

Los antihistamínicos orales, disponibles en forma de tabletas o jarabes, ayudan a reducir la picazón y la irritación causada por las picaduras de ácaros. Estos medicamentos bloquean la acción de la histamina, una sustancia química liberada durante una reacción alérgica. Es importante seguir las indicaciones del médico y no exceder la dosis recomendada.

Recuerda que el tratamiento sintomático con corticosteroides tópicos o antihistamínicos orales puede aliviar las molestias causadas por las picaduras de ácaros. Sin embargo, si las lesiones no mejoran después de una semana de tratamiento en el hogar, se recomienda buscar atención médica para recibir un diagnóstico adecuado y un tratamiento específico.

Tratamiento de las picaduras de ácaros que penetran en la piel

Las picaduras de ácaros que penetran en la piel pueden ser tratadas de diferentes formas, dependiendo del tipo de ácaro y de la gravedad de la infestación. Dos opciones comunes de tratamiento son la utilización de antibioticoterapia, como permetrina, y el seguimiento del tratamiento para la sarna.

Utilización de antibioticoterapia, como permetrina

En casos de picaduras por ácaros que penetran en la piel, se puede recurrir a la antibioticoterapia con permetrina. Este medicamento actúa contra los ácaros y sus huevos, ayudando a eliminar la infestación. Es importante seguir las indicaciones del médico y aplicar la permetrina según lo prescrito, para asegurar una efectiva eliminación de los ácaros.

Seguimiento del tratamiento para la sarna

En situaciones en las que se sospeche una infestación de sarna, es necesario seguir un tratamiento específico para erradicar a los ácaros. Esto puede implicar el uso de medicamentos tópicos o orales, dependiendo del caso. Es fundamental cumplir con todas las indicaciones médicas y completar el tratamiento adecuadamente, incluso si los síntomas desaparecen, para evitar recaídas y asegurar la eliminación completa de los ácaros.

Crema para Picaduras 10ml

X22819
Crema para picaduras de insectos alivia rápidamente Es un producto calmante para la piel, con aloe vera, indicado para aliviar la irritación provocada por la picadura de mosquitos u otros insectos, así como la producida por plantas. Aporta una agradable sensación de frescor gracias a la presencia de mentol en su composición. Modo de empleo: Aplicar la...
5,90 €

Otras especies de ácaros:

En esta sección se abordarán otras especies de ácaros que pueden causar picaduras en los seres humanos.

Ácaros del polvo y sus efectos

Los ácaros del polvo son microorganismos que se encuentran en el polvo de la casa. Aunque no muerden, pueden causar reacciones alérgicas debido a los alérgenos presentes en su exoesqueleto y heces. Estas reacciones pueden manifestarse en síntomas como asma y fiebre del heno. Es importante prestar atención a la presencia de ácaros del polvo en el hogar y tomar medidas para reducir su presencia y evitar las posibles alergias que puedan desencadenar.

Ácaros de aves, roedores, gatos, perros, conejos y puercos

Además de los ácaros del polvo, existen otras especies de ácaros que pueden morder a los seres humanos. Estos incluyen ácaros presentes en aves, roedores, gatos, perros, conejos y puercos. Las picaduras de estos ácaros pueden causar diferentes reacciones en la piel, como irritación, enrojecimiento, hinchazón, ampollas y costras. Si se sospecha que uno de estos ácaros ha causado una picadura, es importante buscar atención médica para recibir un diagnóstico adecuado y un tratamiento específico.

Diagnóstico de las picaduras de ácaros

El diagnóstico de las picaduras de ácaros se basa en los antecedentes del paciente y en el examen físico realizado por un profesional de la salud. Durante el examen físico, se busca evidencia de las picaduras en la piel, como marcas rojas similares a un sarpullido, pequeños bultos inflamados, irritación, picazón, dolor, y presencia de piel hinchada o con ampollas cerca de la mordedura.

Para confirmar el diagnóstico en casos de ácaros que penetran en la piel, se puede realizar una biopsia de piel. Este procedimiento consiste en tomar una muestra de piel de la zona afectada y enviarla al laboratorio para su análisis. La biopsia permite identificar la presencia de los ácaros y su impacto en la piel del paciente.

Examen físico y antecedentes del paciente

El examen físico se realiza con el objetivo de identificar los signos visibles de las picaduras de ácaros en la piel del paciente. El profesional de la salud revisará meticulosamente las áreas afectadas, buscando marcas distintivas, inflamación, enrojecimiento o cualquier otro indicio relevante para el diagnóstico.

Además, es crucial recopilar los antecedentes médicos y los síntomas descritos por el paciente. Estos datos proporcionarán información adicional y servirán como base para el diagnóstico adecuado.

Biopsia de piel para confirmar el diagnóstico

En casos en los que sea necesario obtener una confirmación precisa del diagnóstico de las picaduras de ácaros, se puede realizar una biopsia de piel. Este procedimiento consiste en la extracción de una pequeña muestra de piel de la zona afectada, bajo anestesia local. La muestra de piel se envía a un laboratorio para su análisis, donde se examina al microscopio en busca de evidencia de la presencia de ácaros y cualquier otra anomalía relacionada.

La biopsia de piel es un procedimiento seguro y crucial para respaldar el diagnóstico adecuado, especialmente en casos donde la sospecha de infestación de ácaros es alta o cuando el tratamiento estándar no ha sido efectivo.

Prevención y control de los ácaros en el entorno

Eliminación o reducción de su presencia en el hogar

Para prevenir las picaduras de ácaros en el entorno doméstico, es fundamental llevar a cabo medidas de limpieza y control de plagas adecuadas. Aquí te presentamos algunas recomendaciones:

  • Mantén una limpieza regular en tu hogar, prestando especial atención a las áreas propensas a la acumulación de polvo y ácaros, como las alfombras, los muebles tapizados y las cortinas.
  • Aspira periódicamente el colchón, los muebles y los textiles del hogar para eliminar los posibles ácaros y sus alérgenos.
  • Lava regularmente las sábanas, fundas de almohada y otros textiles con agua caliente para eliminar los ácaros y sus residuos.
  • Utiliza fundas de colchón y almohada hipoalergénicas para crear una barrera física contra los ácaros.
  • Evita el uso de peluches y alfombras en habitaciones propensas a la presencia de ácaros, como los dormitorios.
  • Mantén una adecuada ventilación en tu hogar, abriendo las ventanas regularmente para renovar el aire y reducir la humedad, que favorece la proliferación de ácaros.
  • Considera el uso de deshumidificadores o aires acondicionados para controlar los niveles de humedad en el ambiente.
  • Elimina o reduce las fuentes de alimento de los ácaros, como los restos de comida y las migas, manteniendo una correcta higiene en la cocina.

Al seguir estas medidas de prevención y control de ácaros en el hogar, podrás reducir la presencia de estos insectos y minimizar el riesgo de picaduras y reacciones alérgicas asociadas. Recuerda consultar a profesionales especializados en caso de infestación grave o persistente.

Cuándo buscar atención médica

Si experimentas lesiones cutáneas persistentes o un empeoramiento de los síntomas después de una semana de tratamiento en el hogar, es importante buscar atención médica. También debes acudir al médico si sospechas de una infestación de sarna o si presentas síntomas de reacciones alérgicas graves.

Lesiones cutáneas persistentes o empeoramiento de los síntomas

Si las picaduras de ácaros no mejoran después de una semana de tratamiento en el hogar, o si notas que las lesiones cutáneas se vuelven cada vez más inflamadas, dolorosas o infectadas, es recomendable buscar atención médica. Un médico podrá realizar un diagnóstico apropiado y recomendar un tratamiento específico para tu situación.

Sospecha de infestación de sarna o reacciones alérgicas graves

Si sospechas que tienes una infestación de sarna debido a las picaduras de ácaros o si experimentas síntomas de una reacción alérgica grave, como dificultad para respirar, hinchazón facial o urticaria generalizada, es indispensable buscar atención médica de inmediato. Estas condiciones requieren un diagnóstico y tratamiento adecuados por parte de un profesional de la salud.

DAÑOS PRODUCIDOS POR ÁCAROS:

Los ácaros son una de las plagas más importantes para los cultivos agrícolas. Destacan arañas rojas y amarillas, que afectan a cultivos tan distintos como frutales de hueso, cítricos, algodón, cereales, etc… tanto de riego, como de secano, y que deben ser tratados mediante productos fitosanitarios pues debilitan las plantas, reducen las cosechas, e incluso pueden llegar hasta arrasar por completo los cultivos.

Daños producidos por ácaros

También suponen un gran problema en ganadería, donde encontramos ácaros de las aves (pollos, pavos), hasta ácaros de cerdos, caprinos, vacunos, e incluso en animales salvajes (ej: acaro de la sarna). En general los debilitan, y pueden llegar a causarles la muerte si no se tratan adecuadamente.

 

Otras especies suponen importantes plagas de alimentos y productos almacenados, como el ácaro del jamón, del queso, de los cereales, de las legumbres, y de muchos otros alimentos.

 

Y en cuanto a las personas, los ácaros pueden producirnos desde grandes molestias, como asmas, alergias, urticarias, irritaciones, hasta ser transmisores de graves enfermedades. Se estima que según zonas, entre el 10% y el 30% de la población es sensible a los ácaros.

ALERGIA A LOS ACAROS:

La alergia es uno de los problemas más frecuentes que los ácaros causan a las personas debido a que convivimos con ellos en nuestras casas, oficinas, en la calle, en todo tipo de edificios. Realmente la alergia la causan sus excrementos y los ácaros muertos, que son inhalados en forma de fino polvo.

Existen varias especies de ácaros que se alimentan de las escamas de piel humana que vamos desprendiendo continuamente (se estima que cada persona adulta se desprende de 1 gramo de piel al día). Los más conocidos son el dermatophagoides pteronyssinus,el D. Pharinae, y el Euroglyphus maynei.

Estas escamas de piel se depositan mayormente en camas, colchones, sábanas, mantas, alfombras, sofás, y diversos tejidos, por lo que las personas alérgicas es frecuente que noten un empeoramiento al acercarse a esos tejidos.

Las peores épocas para los alérgicos a los ácaros coinciden con la primavera y el otoño, coincidiendo con temperaturas superiores a unos 20ºC y humedades relativas altas superiores al 70%, que son las condiciones ambientales que favorecen la proliferación de ácaros (por eso se recomienda vivir en la montaña a los alérgicos y asmáticos, ya que las temperaturas son frías y la humedad escasa).

Fundas Anti Chinches, Ácaros y Bacterias

797
Funda colchón anti chinches Nuestras Fundas “SALVAN LOS COLCHONES” y “PREVIENEN” eficazmente chinches, Ácaros y Bacterias 100% poliéster, hermético y Hipoalergénico, con membrana de poliuretano.  Impermeable y Transpirable, no produce Calor.  Protección certificada. Adecuado para personas con Asma y Alergias. 2 años de garantía. * SOLICITUD DE...
8,50 €

¿COMO SE DIAGNOSTICA LA ALERGIA A LOS ACAROS?

Sin duda, necesitará realizar una consulta médica que probablemente le realizará algunas pruebas diagnósticas, pero si sufre los síntomas antes citados, especialmente cuando va de viaje a una casa cerrada en zonas húmedas, o mejora sorprendentemente cuando va a la montaña, hay indicios de que usted es alérgico a los ácaros.

Tipos de picaduras
Product added to wishlist
Product added to compare.

Utilizamos Cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y para ofrecerte una mejor experiencia (por ejemplo, mostrando publicidad personalizada) mediante el análisis de tus hábitos de navegación (por ejemplo, páginas visitadas). Puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”.