4.8
( Sobre 5 )

Pasta Cicatrizante para Arboles 【TIENDA】 - TIENDA PLAGAS ONLINE

¿Como curar un árbol herido? There are no products in this category.

COMO CURAR UN ARBOL HERIDO:

Las heridas de los árboles pueden ser causadas por diversas causas: por la acción del viento, golpes con maquinarias, heridas de poda, acción de animales, etc.

Independientemente de cual sea la causa, un árbol con una herida o grietas en su corteza, se encuentra en peligro, ya que estás heridas son una puerta de entrada fácil para hongos, bacterias, e insectos.

Una vez que se detecten las heridas es importante actuar cuanto antes para prevenir daños irreversibles que pueden llegar a causar la muerte del árbol.

A continuación, vamos a dar una serie de indicaciones sobre las mejores medidas para curar a un árbol herido:

Pasta cicatrizante para arboles o masilla de poda:

Es sin duda la mejor forma de ayudar a un árbol a reparar sus heridas.

Una corteza sana protege a los árboles de los patógenos externos, por ello en un árbol herido que ha perdido parte de su corteza se debe tapar la herida o grieta con la pasta cicatrizante, o masilla para evitar que los tejidos interiores del árbol queden al aire libre sin protección.

La pasta cicatrizante se debe extender con una espátula, a todo lo largo y ancho de la herida, sobrepasando los bordes de la herida en unos 2 cm.

Si la herida está provocada por una rama desgajada, conviene sanearla con una motosierra, serrucho o hacha, antes de aplicar la pasta cicatrizante.

En el caso de heridas de poda, recuerde que las ramas deben ser cortadas dejando al menos 5 cm desde el troco o rama principal, evitando un muñón corto, y aplicando la pasta sobre el corte limpio y cubriendo al menos unos 2 cm adicionales del trocito de rama que hemos dejado. Conviene desinfectar las herramientas de poda cada antes de usarlas en un nuevo árbol.

La pasta cicatrizante consigue que el árbol, genere por debajo de ella tejidos que van creciendo hasta cerrar de forma natural la herida, de forma que cuando la pasta con el paso del tiempo se vaya degradando y despareciendo, debajo aparecerá un callo que cerrará la herida y protegerá el árbol en esa zona sensible.

En ocasiones, si hay evidencia de pudrición en la herida es conveniente sanearla, y posteriormente aplicar un fungicida preventivo como el cobre, antes de aplicar la pasta cicatrizante, e igualmente si hay evidencia de presencia de insectos, es conveniente aplicar algún insecticida autorizado antes de aplicar la pasta selladora.

 

Si una rama se ha doblado por la acción del viento y se han estrangulado los vasos interiores, la rama se debilitará, y muy difícilmente llegará a recuperarse, por lo que es aconsejable cortarla con un corte limpio, aplicar la pasta, y esperar que por debajo del corte nazcan nuevos brotes que podremos guiar para que se conviertan en nuevas ramas.

 

En el caso de que ya se le haya creado una cavidad en un tronco, es importante no taparla, y dejar que el aire circule por ella, pero si debemos tomar medidas para que el agua no se estanque en su interior, como colocarle un pequeño drenaje, o colocar un canalón en la parte superior de la cavidad que dirija el agua hacia un lateral evitando que se acumule dentro del hueco.

 

Abonado del árbol herido:

Un árbol herido se encuentra debilitado, por lo que es importante ayudarle con un buen abonado, principalmente con abonos de un alto contenido en nitrógeno, fosforo y potasio y mejor aún, que contengan aminoácidos, aplicados a suelo, en el agua de riego, e incluso en aplicaciones foliares.

Puede repetir el abonado tres o cuatro veces al año desde finales del invierno hasta verano (siguiendo indicaciones de etiquetado del abono).

Por supuesto mantener el árbol bien regado, ayudará a una mejor y más rápida recuperación.

This category is currently unavailable.